¿La segmentación demográfica es aplicable a los servicios de salud?

Cuenta la leyenda que antes estábamos extremadamente diferenciados entre ricos y pobres, tanto así, que cuando teníamos que hacer un dibujo a nivel económico pues esta tenía forma de pirámide, también cuenta la leyenda que esta situación a cambiado y que actualmente es un rombo, al ser un rombo ahora decimos que hay más ricos y personas de ingresos medios altos, y pocos pobres, pero la verdad, esto el marketing como tal no lo responde.

En el momento en que el marketing solo se fija en una variable de segmentación como es el ingreso, se vuelve ciega ya que deja de observar lo más importante, tanto en el marketing como en el marketing médico, estos se llaman patrones o comportamientos de consumo, estos comportamientos determinan que aunque la persona aparente no tener ingresos, o de otra manera aparente tenerlos, pero en realidad no los tiene, llegara el momento en que hace una decisión de compra, ya sea la adquisición de un seguro de salud, una intervención quirúrgica o simplemente una operación cosmética, al final en temas de marketing el que adquiere el servicio, no es el ingreso, o mejor dicho, no es el poder, sino el querer.